.Image { text-align:center; }

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Para él.

Diciembre 1/2014

Para él. 
Comienzo evaluando lo que digo y hago, cada acción realizada a lo largo de estos meses. Me he esforzado, sabes; por hacer las cosas “a mi nivel” como dices tú, todo los días trato de dejarlo todo atrás, de no mirar más por la ventana y eliminar las muletillas emocionales que dictan mis aciertos y mis errores.

Aún tengo tantos ciclos que cerrar, tantas cosas que olvidar y hay que sumar otras tantas por superar; tanto que terminar… Lastimosamente todas esas circunstancias continúan deteniéndome ¿será correcto llamar circunstancia al pasado?; esa fuerza que me arrastra continuamente y me detiene en cada paso y cuando estoy avanzando un poco más lo recuerdo a él, sus palabras, su tacto, aquella noche, ese nombre que no olvido.

Siempre he destacada por ser la mejor fingiendo, por la persona fuerte que tú quisieras ser, alguien digna de admirar; aquella que no cae ante las adversidades y mucho menos ante alguien. ¡Qué irónico! Nadie me conoce de verdad, al menos no tanto como él llego a conocerme en realidad. Muy pocas personas a decir verdad saben que las palabras me asesinan lentamente y que preferiría soportar un millón de golpes en lugar de una sola palabra que me destruiría el alma. No olvides que soy la mejor fingiendo.

He luchado día a día contra lo que siento, lo que deseo, contra aquello que quiero y lo que considero que es correcto. Hoy, me siento distinta, soy distinta…estoy vacía.

¿Las palabras que usaría para describirme? ¿A mí? Sencillo. Soy una bomba a punto de estallar estoy por acabarlo todo.

Este festín de emociones y sensaciones al que me enfrento día a día y que no he aprendido a controlar, constantemente vivo atada a este montón de mierda al que las personas llaman sentimientos, sensaciones en revolución que me atacan pero que yo, yo no soy capaz de eliminar.

Tú has ayudado un poco, quiero decir, aprecio que estés aquí pero no puedo creer cuando dices “no te voy a abandonar”… Él me lo dijo muchas veces, me lo prometió y un segundo después me saco de su vida sin ninguna explicación, sin compasión alguna… me amo, me beso, me arranco el alma, me dio calor cuando necesite calor y frio cuando tenía que aprender una lección.

Tengo un par de meses mirando tus ojos y tratando de entender que no eres como él, que no eres él. Tratando de olvidar lo que creo que puedes decir entre líneas, lo que quieres o quiero escuchar.

Comienzo otro día evaluando lo que hago y digo, cada acción realizada a lo largo de estos meses. Me he esforzado, sabes; por hacer las cosas “a mi nivel” como dices tú, todo los días trato de dejarlo todo atrás, de no mirar más por la ventana y eliminar las muletillas emocionales que dictan mis aciertos y mis errores.





Image and video hosting by TinyPic

8 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho, lo cierto es que no me esperaba esto para nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que aunque no lo esperaras te hubiera gustado.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias.
      Por cierto me encanta tu nick, "rompiendo ventanas"

      Eliminar
  3. Ha estado precioso, y muy profundo.
    Soy nueva por aquí, pásate si quieres. Yo ya te sigo.
    Besos y felices fiestas !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Carme
      Un beso y felices fiestas para ti.

      Eliminar

La comida favorita de mi blog son tus comentarios, ayúdame a alimentarlo.
Para tener un ambiente armonioso, sigue estos sencillos pasos:
-No hagas spam, si deseas que vea tu blog envíame un mail,
-Evita los spoilers, a los lectores y a mi nos molestan.
-No utilices palabras antisonantes y/o lenguaje grosero.
Ahora si, puedes comentar lo que quieras o preguntar cualquier cosa, te responderé lo mas rápido posible.