jueves, 27 de octubre de 2016

Fuiste, eres y serás el máximo amor en mi vida.

Tonalá, Jalisco. Octubre 2014


Durante siete años he sido una persona inmensamente feliz, he viajado y experimentado sensaciones, emociones y sentimientos durante cada día en cada año. Desde la primera vez que cruzamos nuestras miradas visualice  en la distancia un amor maravilloso a tu lado.

Crecimos incomparablemente, rompimos las apuestas de un montón de gente que creía que no duraríamos más de 90 días, hicimos promesas y rompimos la mitad de ellas.

Durante muchos años maduramos de la mano, jugamos siendo nosotros mismos y compartimos momentos complicados y hermosos juntos.

Has sido y siempre serás lo mejor que pudo pasar, conocerte lleno mi vida de ilusiones, de objetivos, de pensamientos sin sentido llenos de amor, viaje por mil mares de tu mano y obtuve más de una mirada cálida transportada por la luna cuando estábamos distantes y lejos.

Cuanto podría agradecerte por todo lo bello que hiciste por mi, por tantas películas, tantos helados y tantos kilos de palomitas; cuantos kilos perdimos y subimos juntos y sin duda, fuiste mi mejor aventura.

He de ser sincera contigo, porque eres el amor de mi vida y lo que menos mereces es que esta historia esté manchada de mentiras, errores y discusiones.

Muchos días discutimos por tonterías, nos perdimos de películas juntos, de paseos en motocicleta y de miradas llenas de amor, perdimos la brújula de nuestro destino y poco a poco caminamos en dirección contraria, de la mano pero lejos.

Por días e incluso meses me he sentado a reflexionar sobre nuestra situación y sobre los objetivos que tenemos en común. Familia, trabajo, estudios, viajes, etc. Fueron tantos los motivos que lentamente nos separaron que me parecen imposibles e irreales.

Debo agradecerte por todas las vidas que me regalaste, por los libros que compartimos y que aunque tu no leíste yo lo hice por los dos, por aquellas  películas de terror en las que tome tu mano y me abrazaste con protección, por las pocas comidas que preparamos juntos y por tantas locuras que hicimos desde el día primero que te conocí.

Ambos cruzamos senderos enormes y difíciles para estar juntos, fueron muchas personas en contra de este amor  y para nuestra fortuna, lo afrontamos, y continuamos.

Esperábamos con ansias el día para vernos y comenzar a besarnos, a mirarnos, a querernos, el juego eterno antes del te amo…
Oye amor te… ¿Recuerdas?

Quiero que sepas con sinceridad y honestidad que fuiste lo mejor de mi vida y estoy segura que serás siempre lo mejor que pude tener, conocer, amar y querer. Porque el amor que existió entre nosotros es inmenso, inigualable, inalienable e imperecedero.

Pero necesito que sepas como me he sentido en los últimos meses; probablemente tú no te sientas como yo, o quizás sí pero aun no nos damos la oportunidad de hablarlo.

Quiero que sepas tres cosas y que no las olvides nunca.

1.    Fuiste, eres y serás el amor de mi vida

2.    Nunca fuiste un segundo plano en mi vida

3.    Aunque una familia no esté en mis planes tú y solo tú fuiste mi familia por muchos años.

No fueron las visitas al psicólogo, ni lo mucho o poco que logre en la universidad, tampoco tuviste que ver tú y mucho menos te culpo por absolutamente nada.
Pero, quiero pedirte una enorme disculpa y espero  que algún día puedas perdonar el poco control que tuve por no cumplir las promesas que te hice alguna vez.

Por cambiar mis metas y mis objetivos y sobre todo por permitir que nuestra relación todos los días se fuera helando.

Ambos nos equivocamos durante mucho tiempo y cuando tratamos de solucionar las cosas, nos cegamos ante todo y preferimos continuar sin buscar respuestas, lo que nos llevó a amarnos como de costumbre.

Nuestro mayor error fue, olvidar pasear juntos, tomarnos de la mano por las noches, hacer el amor aunque sea una vez en siete años, olvidamos nuestras cosas favoritas, dejamos de salir, de caminar, de hacer cosas nuevas, no viajamos, no disfrutamos, no estuvimos solos.

Todo eso, nos destruyó lentamente y de la peor forma. Sabes nos equivocamos mucho, y aunque ahora mismo los dos estemos haciendo un gran esfuerzo por sacar esos errores, por mirarnos sin sentir dolor, por compartir recuerdos y llevar la piel de ambos en nuestro día a día, las cosas ya no son como antes.

Nos amamos! Tú me amas y yo te amo a ti, pero las cosas son complicadas ahora, ninguno de los dos está solucionando nada y ninguno mereces estar así.

Por el amor que te tengo, por el amor que siento por ti, me voy.

Porque aunque la vida nos separe ahora, brindo por un momento en el que nuestros caminos volverán a cruzarse.

Deseo la felicidad máxima en todas las áreas de tu vida, éxito en cada una de tus decisiones y valor para enfrentar cada cosa que hagas y suceda.

Confió plenamente en tus capacidades, habilidades, experiencia, inteligencia, pasión y sé que tu bondadoso corazón y tú nobleza serán un viaje en tu vida, donde estoy segura te espera un gran futuro.

Ojalá, puedas perdonarme algún día. Y asegúrate de ser feliz.
Estaré a tu lado en la distancia.
Te amo para siempre.






Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios:

  1. ¿Cómo puedes escribir tan bonito?
    He quedado prendada de tu escrito y sin duda transmites muchos sentimientos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu comentario y por tu halago.
      Me da un gustazo que fuera de tu agrado.
      Un beso!

      Eliminar

La comida favorita de mi blog son tus comentarios, ayúdame a alimentarlo.
Para tener un ambiente armonioso, sigue estos sencillos pasos:
-No hagas spam, si deseas que vea tu blog envíame un mail,
-Evita los spoilers, a los lectores y a mi nos molestan.
-No utilices palabras antisonantes y/o lenguaje grosero.
Ahora si, puedes comentar lo que quieras o preguntar cualquier cosa, te responderé lo mas rápido posible.