.Image { text-align:center; }

sábado, 31 de diciembre de 2016

Para Patsy.

Para: Patsy Rmz del 2017
De: Patsy Rmz del 2016

Que imponente está tu reflejo esta mañana, tu piel oscurecida por unas pequeñas vacaciones que creías no merecer, fuiste y regresaste con el ritmo del océano un par de veces este año, compartiste con gente que se convirtió en tu familia y lloraste por la ausencia de aquellos que creías estarían para siempre a tu lado.

No todo fue dolor y enfermedad absoluta, atravesaste el camino sin titubear a pesar de tu inseguridad, llegaste a la cima de aquello por lo que peleaste, lloraste, reíste y juntaste cada trozo de vida que te hiciera fuerte para continuar y llegar a la meta.

Me dio pena que ese día terminara para ti como cualquier otro, sola y trabajando, lamento mucho que no pudieras disfrutar el triunfo con tu familia quienes caminaron contigo durante años para lograr ese momento, en serio, lo lamento; sé que estabas molesta, triste y llena de odio, también sé que esperaste palabras de orgullo de alguien que jamás lo hizo y que a partir de ese momento tomaste la mejor decisión de tu vida, “Se acabó”.

Empezamos el año con menos peso que el de hoy y con una seguridad inmensa que se movía contigo al caminar, te sentías poderosa, segura, linda y cada paso que diste los primeros tres meses reflejaron todo aquello que te emociono; vida, pasión, orgullo, belleza. Dolió perder todo aquello tan rápido y sé que a partir de ese 5 de marzo todo se fue de bajada. La inseguridad, los problemas alimenticios, la tristeza, la soledad, la ira, el odio, el sueño, los sueños, las ilusiones y las ganas de vivir se esfumaron al igual que todos los días con luz.

Trataste con todo lo que quedaba de continuar caminando, pero el cansancio hizo lo suyo y tus pasos se hicieron lentos, te enojaste con el mundo, perdiste hábitos y dejaste meses y meses sin lecturas, todo aquello que comenzó como un sueño termino en rutina, cansancio, frustración y dolor. Y, todo aquello que soñabas se convirtió en una cadena que te privo de libertad, a pesar de eso, algunos momentos memorables llegaron y con ello recuperaste lentamente (aun lo  haces) tu andar y tu sueños.

Sé que extrañas a muchas personas que se fueron y que no veras otra vez, y que temes la partida de tu abuelo, un ser al que adoras con intensidad, pero también sé que estas lista y que cada muerte a tu alrededor te motivara de alguna manera, como lo hizo esta vez.

¿Cuánto dolor puede soportar tú corazón? Tú pregunta favorita del año, este año, pregunta algo menos insoportable, algo más alegre, algo como ¿Podre ir a la playa con mis amigos en mayo? O ¿Estará mi cumpleaños menos solo que el anterior? O ¿Me titulare este año?, no lo sé, algo que ayude menos a la depresión.
Querida, olvida todo aquello que dolió, no te preocupes cuando las personas no confíen en ti y si darás algo por alguien, no olvides que lo haces por ser fiel y leal a tus sentimientos y probablemente a alguna persona que se ganó tu cariño aunque todo sea falso, no dudes de ti cuando los demás lo hagan, no permitas que jueguen con tus sentimientos y otorga cuanto quieras regalar sin importar nada.

Este año te volviste fría, aún más, calculadora, hermética y solitaria. No le temas al mundo, déjate envolver en su magia, no le temas al amor, a la felicidad ni a la risa de los niños. Conserva aquellas personas que sabes siguen contigo,  dile al mundo cuando amas a alguien y aquel secreto que te hirió el alma, déjalo ir.

Ve y vive, ríe y ama, sueña y trabaja, haz todo aquello que decidas te hará feliz y cuando sientas que todo eso te esclaviza, déjalo ir, no vale la pena el riesgo si ya no te hace sonreír.

Sé constante, se más disciplinada de lo que eres, organízate, trabaja, busca oportunidad y vela tus sueños, no corras ante tu destino, no rehúyas ante tus dones, encuentra tu camino y entonces todo llegará cuando deba aparecer.

Oye, esta será la última vez que escriba algo para ti así, confió en que aprenderás y te levantarás, sembraras y cosecharas cosas mejores este año.

Cumple cada uno de tus propósitos y viaja, como siempre has querido, viaja más de lo que pudiste hacerlo este año.

Tatúate, haz esas perforaciones en tu piel que te gustan, corta tu cabello y termina tus novelas, escribe y termina.

El dolor pasará, lo prometo y pronto las lágrimas serán menos.


Adiós Patsy, fue un gusto conocerte y me alegra saber que te vas esperando no volver. 


No hay comentarios.:

Este blog se alimenta de tus comentarios, deja tu opinión

La comida favorita de mi blog son tus comentarios, ayúdame a alimentarlo.
Para tener un ambiente armonioso, sigue estos sencillos pasos:
-No hagas spam, si deseas que vea tu blog envíame un mail,
-Evita los spoilers, a los lectores y a mi nos molestan.
-No utilices palabras antisonantes y/o lenguaje grosero.
Ahora si, puedes comentar lo que quieras o preguntar cualquier cosa, te responderé lo mas rápido posible.